SUETRA somete al Gobierno de Tampico incurriendo en “omisiones”

* Omisiones al artículo 108 constitucional del título cuarto “de las Responsabilidades de los Servidores Públicos, Particulares Vinculados con Faltas Administrativas Graves o Hechos de Corrupción, y Patrimonial del Estado”.

 

Noticiaspc.com.mx |

Tampico, Tamps.-  El Sindicato Único de Empleados y Trabajadores del Ayuntamiento (SUETRA) de Tampico, mantiene sometido al alcalde municipal, Jesús Antonio Nader Nasrallah pues su dirigente Elizabeth Juárez Merinos quien tras la muerte de Juan Manuel “Tarimas” Sánchez Ramírez, ocupa por de facto el cargo de Secretaría General despachando en las oficinas del sindicato sin desempeñar sus funciones como Coordinadora General de Bibliotecas dentro del área de cultura.

Juárez Merinos, como servidora pública e integrante del sindicato percibe un sueldo mensual bruto de 26 mil 288.70 pesos, por concepto de despensa mensual anual de 12 mil pesos, mientras que por concepto de aguinaldo su percepción bruta es de 45 mil 567.08 pesos y por concepto de vacaciones anualmente recibe la cantidad de 8 mil 762.90 pesos. Por lo tanto, anualmente devenga un sueldo bruto del municipio de Tampico la cantidad de 381 mil 794.38 pesos.

De igual manera, se encuentra la hija de dicha dirigente sindical Lizeth Andrea Vargas Juárez que, sin trabajar en su área asignada como Coordinadora de Cultura, goza de un sueldo anual de 231 mil 120 pesos, 12 mil pesos por concepto de despensa, 33 mil 384 pesos de aguinaldo y devenga 6 mil 420 pesos por concepto de aguinaldo dando una suma total de 282 mil 744 pesos sin trabajar en dicha área.

 

SEGOB Y MARCO NORMATIVO

Muy a pesar de que el día 11 de diciembre del año anterior, la Secretaría de Gobernación, Luisa María Alcalde Luján, en un encuentro que reunió a destacados laboralistas, representantes de trabajadores, legisladores, y magistrados, señalaría la importancia de la “libertad y democracia sindical”, resaltando la reforma de mayo de 2019 que introdujo procesos de votación directa y secreta para elegir líderes sindicales, fomentando la participación y la creación de nuevas organizaciones; hechos y practicas que no suceden en Tampico, por que la democracia se encuentra secuestrada por la líder de dicho sindicato.

Aunque en México se ejerce “la democracia en los sindicatos”, aparentemente porque se permite a los trabajadores convocar a elecciones justas para elegir a sus dirigentes, en Tampico han hecho omisión a la norma aplicable conforme al artículo 123 constitucional inciso b con relación a los derechos de los trabajadores al servicio de los estados y los municipios.

No obstante, de acuerdo con la norma del artículo 108 constitucional del título cuarto “de las Responsabilidades de los Servidores Públicos, Particulares Vinculados con Faltas Administrativas Graves o Hechos de Corrupción, y Patrimonial del Estado”  en materia de corrupción el gobierno de Tampico está permitiendo el desacato ya que gozan de sueldo ambas integrantes del sindicato haciendo omisión a desempeñar como servidoras públicas, siendo estos actos avalados por el alcalde de la ciudad brillante en limpieza y opaca en la transparencia, puesto que la norma enfatiza que “(…) serán responsables por los actos u omisiones en que incurran en el desempeño de sus respectivas funciones”.

Por otro lado, violentan a la norma del artículos 6 y 7 fracción VIII de Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos para el Estado de Tamaulipas, en “actos y omisiones”, ya que es en perjuicio de los intereses fundamentales, así como al buen despacho, ya que al ser miembros del sindicato y al no cumplir con su jornada laboral, así como al tener el aval del administrador de las finanzas publicas municipales, que en este caso es el alcalde de Tampico quien también está incurriendo en la falta por omisión.

Tal es el caso, que dichas prácticas evidencian sustancialmente la falta de mecanismos confiables en materia de controles con relación a la transparencia derivado a que pudieran estar omitiendo tanto el área de contraloría como el mismo alcalde considerables violaciones a la normatividad, y poniendo en duda por “el manejo de los recursos económicos Municipales” a lo que refiere la ley. En este sentido, puede recaer toda responsabilidad por la omisión y posibles actos que afectan directamente al gasto público de Tampico.

 

CONFLICTOS CON AGREMIADOS

Hace más de un año, agremiados se manifestaron contra la líder del SUETRA Elizabeth Juárez Merinos, ya que no habido hasta la fecha celebración de asambleas mediante las cuales de informe sobre las finanzas del gremio además de otros asuntos relacionados con sus derechos de trabajadores como los destinos de descuentos que se aplican en la nómina a más de 600 miembros.

No obstante, Juárez Merinos ha dado evasivas que no puede efectuar asambleas en su momento con el argumento de la pandemia, pero a pesar del cese de la emergencia sanitaria no ha establecido reuniones como marca la nueva reforma que la Secretaría de Gobernación aludió hace unos meses con relación a la democracia de los derechos sindicales.

En enero del 2023, agremiados como: Luis Arturo Vázquez Muñiz, Jaziel Arguello Hernández,  Toribio Martínez, entre otros se armaron de valor muy a pesar de que la líder sindical enviará al sitio de la manifestación a su gente afín para que tomara fotografías como un acto de intimidación y cuartar los derechos sindicales que establece el artículo 123 inciso B de la Constitución Política de los Estados Unidos mexicanos además de que se diera a conocer que también en otros departamentos del Ayuntamiento de Tampico, el que Gobierna, Jesús Antonio Nader Nasrallah, se les había amenazado con correrlos del municipio si se atrevían a presentarse en la movilización.

Cabe hacer mención que las consignas de dicha protesta giraron con las siguientes leyendas: “Queremos saber los avances y logros del Sindicato”, “Exigimos asamblea sindical”, “Información de ingresos y egreso”, “SUETRA es de todos”, “Los compañeros exigimos junta sindical, informe qué avances hay”, y “Elizabeth Juárez Merinos ¿la junta para cuándo?”.

Mientras que se pudiera atribuir que el conflicto sindical obedece a intereses entre los miembros del gremio y la líder por de facto y que no tiene vinculante con la administración del gobierno, lo que es preocupante es que ostente un cargo la líder, su familia y los miembros de la mesa directiva sin trabajar se esté devengando un gasto publico que corresponde a las finanzas del municipio y a su vez omisión en el debido proceso de los controles administrativos del Ayuntamiento.

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba