SRE rechazó petición del gobierno de Ecuador para detener a Jorge Glas, ex vicepresidente asilado en la embajada

El gobierno de Daniel Noboa Azin acusa al ex funcionario de peculado en el caso ‘Reconstrucción’ de la provincia de Manabí, relacionado con desastres naturales ocurridos en 2016

La Cancillería Mexicana, encabezada por Alicia Bárcena, ha confirmado que México no permitirá la entrada de autoridades ecuatorianas a su embajada en Quito para arrestar a Jorge Glas, exvicepresidente de Ecuador, al considerar que ello infringiría el principio de inmunidad diplomática.

Esta decisión surge tras la solicitud del Gobierno de Ecuador, que buscaba detener a Glas dentro de las instalaciones diplomáticas, donde se ha refugiado desde diciembre, en espera de una respuesta a su solicitud de asilo.

El Gobierno de Ecuador había exigido oficialmente el acceso a las instalaciones diplomáticas con el objetivo de capturar a Glas, quien enfrenta acusaciones de peculado en el caso ‘Reconstrucción’ de la provincia de Manabí, relacionado con desastres naturales ocurridos en 2016.

Glas, quien proclama su inocencia y se describe como una víctima de “lawfare” o persecución política judicializada, había encontrado refugio en la Embajada Mexicana antes de que se emitiera una orden de arresto en su contra a principios de enero.

De acuerdo con el diario El Universal, la Cancillería de Ecuador pidió a la embajadora de México, Raquel Serur, su consentimiento “para que las fuerzas del orden (Policía), que dependen del Ministerio del Interior, ingresen a los locales de la misión (diplomática) y cumplan con la captura del señor Jorge David Glas Espinen, dispuesta por la Corte Nacional de Justicia de Ecuador”.

El posicionamiento de Bárcena sobre el asunto subraya la política de México de acoger a individuos que huyen de persecuciones políticas, mientras se mantiene en análisis la petición de asilo de Glas. Esta negativa a permitir el ingreso de la policía ecuatoriana a la embajada mexicana en Quito se sustenta en el respeto a la inmunidad diplomática, principio fundamental en relaciones internacionales que busca evitar la violación de soberanías nacionales.

La negativa de la canciller mexicana fue hecha durante una entrevista con Leonardo Curzio en Radio Fórmula la tarde del 1 de marzo.

“El Gobierno de Ecuador está pidiendo… entiendo que Noboa no estuvo ahí en la reunión en San Vicente, pero le está pidiendo entrar a la residencia o la instalación diplomática de nuestro país en Quito, ¿hay alguna reacción de nuestra Cancillería sobre esta petición, secretaria?”, preguntó el reconocido periodista.

“No se puede porque eso violaría la inmunidad diplomática de nuestra embajada. Nuestras embajadas son sitios que son, tienen una inmunidad diplomática muy importante. Yo creo que esto, en realidad estamos hablando ya son el Gobierno de Ecuador, creo que no proviene de una fuente oficial porque no se puede, o sea, simplemente no se puede”, respondió Alicia Bárcena Ibarra, quien aseguró que es un despropósito plantear la detención dentro de la embajada.

Agregó que el gobierno mexicano se encuentra “analizando la solicitud de asilo” del ex vicepresidente.

“Estamos en ese proceso. No lo hemos otorgado todavía pero tampoco, tampoco se lo hemos negado. Así es que estamos en ese proceso de análisis para ver qué tanto, digamos, si… en verdad, o sea, porque una solicitud, México siempre ha sido un país muy, de mucha acogida para los asilados, los refugiados, sobre todo cuando huyen de una persecución política”, destacó la funcionaria mexicana

“Eso es lo que estamos (inaudible), qué tanto es una persecución política Jorge Glas; qué tanto es realmente un problema legal y de corrupción”, finalizó Bárcenas y agregó que “así es de que no, de que van a entrar a la embajada, nunca. Imagínate, sentaría un precedente”.

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba