Precios de pescados y mariscos, por las nubes

Aumentan un 20.26%, cuaresma 2024 será un viacrucis

Esta cuaresma 2024 será un verdadero viacrucis para muchos consumidores que acostumbran adquirir pescados, mariscos y legumbres o vegetales, adelantó el presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) Cuauhtémoc Rivera.

Al respecto, afirmó que comprar los alimentos para la Cuaresma puede llegar a costar hasta 2 mil 461 pesos lo que representa un aumento promedio, en comparación con los costos del año pasado, de un 17. 88 por ciento en los mercados o centrales de abasto y de un 20.26 por ciento en supermercados.

Argumentó que ANPEC llevó a cabo un estudio de mercado sobre el costo de los alimentos típicos de la temporada, encontrando que el precio del kilo de camarón crudo va de los 268 hasta los 365 pesos; el surimi desde los 134 a los 156 pesos y de la mojarra desde los 105 a los 118 pesos.

Asimismo el precio del pulpo se vende entre 255 y 323 pesos; el salmón entre 359 y 421 pesos; el huachinango se puede comprar entre 245 y 273 pesos y el medallón de atún desde 245 a 328 pesos; los primeros precios corresponden a los encontrados en el mercado o central de abastos y los segundos, a los que encontramos en los supermercados.

Así, surtir esos productos en el mercado o central de abastos podría llegar hasta los 2,020.71 pesos  lo que implica un aumento de 17.88 por ciento  en comparación al año pasado cuando el costo era de mil 743.59 pesos mientras que comprar la proteína de mar en el supermercado aumenta el ticket a 2 mil 461.06 pesos  que significa un incremento de 20.26 por ciento respecto al año pasado, cuando lo mismo se compraba en 2 mil 055.70 pesos.

“Este año la Semana Santa es tempranera, llega en los últimos días de marzo y con ella toda la liturgia de rituales eclesiásticos, incluso con temas de alimentación. En época cuaresma se prioriza el consumo de la proteína de mar (pescados y mariscos) y se comen menos las carnes rojas. La población se encuentra directamente con una realidad recurrente y fastidiosa propia de las condiciones del mercado actual, el encarecimiento de la vida expresado en los altos costos de los alimentos, que se harán presentes con toda su fuerza elevando los precios de los principales insumos de esta temporada”, recalcó Cuauhtémoc Rivera

Esta situación obliga a muchos hogares a buscar el plan B, preparar menús cuaresmeños que no incluyen la proteína de mar porque que no les alcanza para comprarla. Terminan por servirse en las mesas platos prácticamente vegetarianos, viéndose favorecida la ingesta de leguminosas como lentejas y habas y vegetales como tomate, cebolla, limón, aguacate y papa, que tampoco se libran de los efectos de la inflación alimentaria que nos flagela.

Respecto a las leguminosas y vegetales más socorridos los costos por kilo van de: lentejas $37.23, habas $108.43, aguacate $53.62, papa $38.61, tomate $46.44, cebolla $53.12 y limón $34.10. En promedio, la variación respecto a los costos del año pasado es de $45.88%; sin embargo, destaca que el tomate y la cebolla son los productos con mayor alza de precio, el primero con incremento de 84.14% y la segunda 156.99%.

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba