La guerra del agua contra Gattás

El ex alcalde de Victoria, el priista y ahora “neocabecista”, ÓSCAR ALMARAZ SMER, reconoció —en el 2021— ante la alcaldesa capitalina que buscaba reelegirse, la “cabecista” MARÍA DEL PILAR GÓMEZ LEAL, que él perdió la alcaldía (2018) contra XICOTÉNCATL GONZÁLEZ URESTI, porque le “pegaron” con el tema del agua.

Ayer martes (06/FEB/2024), el diputado local y coordinador del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI), ÉDGAR MELHEM SALINAS, invitó a quienes aspiran a ser candidatos por las alcaldías tamaulipecas, a que no usen el tema del agua como propuesta electoral.

Palabras más, palabras menos, MELHEM SALINAS señaló que prometer una solución a la escasez de agua que vive Tamaulipas es imposible en estos momentos, porque los niveles de las presas siguen bajando mientras que la lluvia permanece ausente o no se presenta en las cantidades necesarias; incluso dijo que la solución real es que caigan tormentas en la próxima temporada de huracanes… ¡Dios quiera!

Por su parte, el gobernador AMÉRICO VILLARREAL ANAYA, en diversas ocasiones, ha reconocido el estrés hídrico que sufre no sólo Tamaulipas y México, sino todo el “mundo mundial”, buscando solucionar la situación mediante el bombardeo de nubes y también la construcción de varios acueductos.

El presidente de México, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, entre el cúmulo de iniciativas que envió a la Cámara de Diputados, destaca la reforma en materia del Medio Ambiente que busca prohibir, a nivel constitucional, que se den contratos a empresas, especialmente a las mineras, y con ello se evite la extracción de agua en una práctica conocida como “fracking”, dando prioridad al consumo humano por encima de cualquier interés.

Creo que —en este punto— todos entendemos que sin agua no hay vida y debemos cuidarla; pero está demostrado que la sequía recurrente que padece gran parte del estado, pone muy cerca del abismo al vital líquido para el consumo humano y, desgraciadamente, el tema se politiza en época electoral… Es decir que, ahora sí, de cara al dos de junio del actual, cada quien busca llevar agua a su molino… ¡AyWey!

Lo anterior viene a cuento, por el interés que despertó la propuesta de la diputada local, del PRI, ALEJANDRA CÁRDENAS CASTILLEJOS, quien obtuvo la aprobación total por parte de la presente Legislatura, para emitir un exhorto al alcalde de Victoria, EDUARDO GATTÁS BÁEZ, a que no aumente los costos del servicio de agua potable.

Es innegable que a nadie le agrada que le aumenten los impuestos, los precios o los servicios; de manera que el aumento al recibo del agua no sería bien visto, de ahí que la Legisladora tricolor se llevó las palmas al obtener el aval para solicitarle al alcalde que “congele” el precio.

Sólo que no se debe olvidar que durante el sexenio de FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA y de MARÍA DEL PILAR GÓMEZ LEAL, las tarifas de agua se subieron en todo el estado, pero impactó mucho más en la Capital y en esa época ni legisladores del PRI ni mucho menos del PAN alzaron la voz.

Durante los trienios de ÓSCAR ALMARAZ SMER, XICOTÉNCATL GONZÁLEZ URESTI y PILAR GÓMEZ, el servicio de agua potable decayó, se generaron deudas históricas, maltrato al personal, no se pagaron las cuotas al IMSS y al Infonavit, entre otras omisiones.

Las condiciones y las deudas en que recibió GATTÁS BÁEZ a la Comapa, fueron realmente deplorables, prácticamente era una Dependencia inoperante, con la luz cortada, además de las más de dos mil fugas de agua potable y centenares de los llamados caídos o drenajes sanitarios colapsados.

Con una brutal persecución por parte del ex gobernador FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA, que obligó a GATTÁS a gobernar su primer año a “salto de mata” (dijo que como “El Chapo” Guzmán) y con las deudas por cientos de millones de pesos que le dejaron, sumado a una inmisericorde sequía que golpea al Mundo, resulta “milagroso” que la Comapa todavía siga viva y caminando o incluso anda, pero cojeando… ¡Ufff!

Ante el exhorto del Congreso local, a iniciativa de la diputada CÁRDENAS CASTILLEJOS, hoy por la mañana, en conferencia de prensa, el alcalde GATTÁS BÁEZ, le corrigió la plana y le señaló dos puntos: (1) Que este año se había descartado un “aumento” al servicio de agua potable y (2) que no se trataba de un aumento, sino de un ajuste que la Ley de Aguas del Estado de Tamaulipas, en su artículo 141, obligaba a todos los ayuntamientos.

Yo corrijo, con mucho respeto, a la diputada Alejandra Cárdenas, que no son aumentos, son actualizaciones; ahora yo le regreso la pelotita a Alejandra y le pido que reforme el artículo 141 de la Ley de Aguas del Estado de Tamaulipas, que nos obliga a actualizar año con año”, le respondió el alcalde GATTÁS BÁEZ durante la conferencia de prensa.

De acuerdo al citado artículo —141—, en el numeral cuatro, se cita: “La autoridad u organismo operador a cargo de la prestación y cobro del servicio del agua, actualizará anualmente las tarifas conforme a la variación del Índice Nacional de Precios al Consumidor, emitido por el Banco de México, al mes de diciembre del año anterior”.

En ese tenor, el alcalde de Ciudad Victoria también citó: “Le mando decir a la ciudadanía que no se preocupe, que no la vamos a subir, en la próxima junta de Administración la vamos a dejar igual; pero nos obliga a hacer una serie de cosas el artículo 141”.

Por ello, el alcalde GATTÁS BÁEZ insistió a la diputada ALEJANDRA CÁRDENAS, que reforme el artículo 141, citando: “porque ella sabía, con dolo, que la teníamos que actualizar, no se llama subir, se llama actualización (…) Y ahora le pido a la Diputada que reforme el artículo 141, para que año con año las comapas no tengamos que actualizar el precio”.

En resumen, todos, pueblo y gobierno, debemos buscar una solución al grave problema del agua, desde evitar el desperdicio, hasta precios justos por un servicio de calidad, en medio de la crisis hídrica que ha evidenciado el propio gobernador AMÉRICO VILLARREAL ANAYA.

Pero es innegable que estamos en tiempos electorales y el canibalismo político está a flor de piel. En su momento ALMARAZ SMER reconoció que su hoy líder, CABEZA DE VACA, le arrebató la Alcaldía “pegándole” en el tema del agua. Recientemente MELHEM SALINAS pidió no convertir el tema del agua en un asunto electoral…

Por ello y aunque la diputada CÁRDENAS CASTILLEJOS pueda argumentar que su conducta está motivada única y exclusivamente en apoyar la economía de los capitalinos, que es muy válido; se abre el “sospechosismo” de que, por los tiempos que se viven, este tema social y de salud pública se volvió electoral, llevaría sesgo político, pues… ¡Ostias tío de la Virgen santa!

El rector interino de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), DÁMASO LEONARDO ANAYA ÁLVARADO, al acudir a emitir su voto, se comprometió a que la máxima casa de estudios será la máxima exponente de la transformación en la entidad, de favorecerle el voto de la comunidad universitaria.

El también catedrático universitario, a punto de cumplir este 15 de marzo 33 años de impartir conocimientos frente al salón de clases, citó: “si somos la máxima casa de estudios, tenemos que ser los máximos exponentes en la transformación de Tamaulipas”.

ANAYA ALVARADO defendió la democracia que hoy se vive en la Universidad, al ser la primera vez que compiten dos catedráticos por la titularidad de la Rectoría, en más de 70 años de vida de la UAT.

El Rector interino precisó que el verdadero compromiso de la UAT es generar más y mejores profesionistas, adaptando su cátedra a los tiempos modernos, en todos los niveles, desde preparatoria, hasta licenciatura y posgrado, cuando salió de emitir su voto.

GRACIAS… Nos leemos hasta mañana

COMENTARIOS: [email protected]

 

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba