«El pueblo bueno y sabio decide»

El dueño de TV Azteca, Ricardo Salinas Pliego siempre se ha caracterizado por ser entrón y mal hablado, pero ahora utilizó en forma magistral el sobado recurso del presidente López Obrador para desobedecer la disposición de la Comisión de Quejas y Denuncias del INE, que le ordenó el pasado viernes borrar los 70 tuits ofensivos que publicó en contra de la senadora Citlalli Hernández Mora de Morena, luego de considerar que sus mensajes son violencia de género.

Salinas Pliego realizó una consulta que difundió en sus redes sociales para consultar a sus seguidores sí borraba o no los tuits ofensivos en contra de la senadora Hernández Mora, es decir recurrió al “Pueblo bueno y sabio”, que decidió en forma abrumadora que no, como lo ha hecho López Obrador.

En la consulta que hizo el dueño de TV Azteca participaron 70 mil 890 personas, de las cuales el 91% decidió que no los borrara, sin importar que sus expresiones ofensivas denigran la dignidad de la legisladora morenista, incluso se mofó de la orden de la Comisión de Quejas y Denuncias del INE, que preside la consejera Claudia Zavala Pérez.

En uno de sus tuits, Salinas Pliego escribió en forma textual: “Cómo dijera el presidente, quiero que me expliquen dónde está la violencia, en decir marrana, gorda, corrupta, ignorante, cobra doble sueldo, no hace nada, no se puede mover, porque yo no veo violencia, tengo que decir la verdad”.

Y aunque López Obrador nunca ha expresado términos ofensivos y vulgares como lo hizo el empresario Salinas Pliego, sí ha ejercido violencia de género en contra de la senadora Xóchilt Gálvez Ruiz del PAN, como cuando reveló en una de sus conferencias mañaneras que la legisladora tlaxcalteca vendía gelatinas y tamales cuando era niña.

El Jefe del Ejecutivo Federal cuando fue cuestionado acerca del rápido crecimiento de popularidad de Gálvez Ruiz, expresó con ironía: “cómo, a ver, me subo a una bicicleta o llego en un triciclo diciendo tamales, tamales, ricos tamales”, cuya burla se puede considerar violencia política porque trató de denigrar a la legisladora tlaxcalteca.

De igual forma, López Obrador utilizó otros términos ofensivos como: “que es una empleada de la oligarquía, fue elegida por un grupo de hombres”, entre otros que fueron considerados por la Comisión de Quejas y Denuncias del INE como violencia de género en contra de Gálvez Ruiz.

Después de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) le aplicó medidas cautelares para que dejará de hablar la senadora tlaxcalteca, López Obrador se ha referido a ella como la innombrable, pero además se ha presentado como víctima porque se viola su libertad de expresión.

A propósito, gobernadores y gobernadoras de Morena publicaron un desplegado señalando que se viole la libertad de expresión de López Obrador, por lo que vamos a ver cómo reaccionan con el pleito que tiene el empresario Salinas Pliego con la senadora Hernández Mora.

Sobre todo las gobernadoras Marina Ávila Olmeda de Baja California, Evelyn Salgado Pineda de Guerrero, Indira Vizcaíno Silva de Colima, Lorena Cuéllar Cisneros de Tlaxcala, Mara Lezama Espinosa de Quintana Roo y Layda Sansores Sanromán de Campeche, quienes firmaron el desplegado que denuncia que se coarta la libertad de expresión de López Obrador.

De regreso con el tema de consultar al “Pueblo Bueno y Sabio”, no hay duda de que el dueño de TV Azteca hizo una jugada maestra al utilizar el sobado recurso de López Obrador, puesto que si bien es cierto que recurrió a términos vulgares y ofensivos en contra de la senadora Hernández Mora de Morena, se ampara con que tenía que decir la verdad.

Salinas Pliego argumentó que cómo él no es funcionario público ni busca un carga de elección popular borrará sus tuits como lo ordena la Comisión de Quejas y Denuncias del INE, sin embargo, el exconsejero electoral Ciro Murayama Rendón declaró que el organismo puede sancionar al dueño de TV Azteca porque efectivamente cometió violencia de género con la legisladora morenista, aunque haya dicho la verdad.

En otro tema, durante la reunión del Consejo Universitario, el abogado general de la UNAM, Alejandro Concha Cantú, dio un balance acerca del caso de la ministra Yasmín Esquivel Mossa, en donde relató que el asunto tiene tres juicios de amparo que promovió la defensa, que han impedido dar a conocer el veredicto del Comité de Ética en torno a sí hubo plagio o no.

Aunque Concha Cantú no dijo nada nuevo, cada una de sus exposiciones da entender que la defensa de la ministra Esquivel Mossa armó todo un embrollo legal para evitar que el Comité de Ética de la UNAM exponga sus conclusiones que apuntan que sí plagió su tesis de licenciatura.

Incluso, explicó que la defensa encabezada por el abogado Alejandro Romano Rascón interpuso un juicio de amparo en contra de las medidas aprobadas el pasado 30 de marzo por el Consejo Universitario para poder anular exámenes, títulos y grados que se hayan obtenido en forma fraudulenta, incluso de aquellos egresados con anterioridad, como es el caso de la ministra Esquivel Mossa.

Denunció que se realizó un juicio sin que el Consejo Universitario tuviera conocimiento de él, por lo que sorprendió la sentencia de la jueza María Magdalena Malpica Cervantes, quien resolvió que la ministra Esquivel Mossa es la autora de la tesis de licenciatura en conflicto.

En fin, queda la sospecha de que sí hubo plagio a pesar del embrollo legal que ha implementado la defensa de la ministra Esquivel Mossa, por lo que el asunto va para largo.

Correo electrónico: [email protected]

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba