Concesionarios desafían a Subsecretaría del Transporte

Aumentaron la tarifa sin autorización y están dispuestos a entregar unidades si se les sanciona

Desesperados, los concesionarios del transporte público en Victoria acordaron, de manera unilateral, aumentar el costo del pasaje aún y cuando la Subsecretaría del Transporte no ha autorizado ajustes a la tarifa.
José Arturo Barrón, dirigente del Sindicato de Transportistas, Operadores y Concesionarios de Autos de Alquiler (STOCAA), afirmó que la situación económica de los dueños de microbuses es insostenible y muy delicada pero la dependencia, que está consciente de la necesidad de aumento, solo está dando largas a este asunto.
“Desde que inició esta administración estatal se le ha estado solicitando reiteradamente el incremento de tarifas; el último incremento fue en el 2015 y por ley, cada año se debería estar analizando las tarifas las autoridades en coordinación con concesionarios pero no se ha hecho”.
Declaró que los concesionarios hicieron sus estudios y los entregaron a la Subsecretaría del Transporte y a la Secretaría General de Gobierno donde comprobaron que los gastos los han rebasado, además de que el precio de los combustibles y refacciones también se ha incrementado en estos 8 años.
Refirió que a su vez la propia Subsecretaría del Transporte también ya hizo los estudios correspondientes y coinciden en la necesidad de aplicar ese ajuste tarifario.
“Hace un mes tuvimos la última reunión con el subsecretario José Armando Lara, fue cuando colocamos con pintas solicitando el incremento, porque ya estábamos demasiado desesperados porque si no lo aprobaban prácticamente el transporte desaparecería; decían los compañeros si no nos autorizan no vamos a llegar a diciembre”.
Después de esa reunión, el funcionario les pidió esperar una semana para resolverles favorablemente pero ya pasaron tres semanas y solo ha habido silencio de su parte, “entonces los compañeros se desesperaron y nos sobrepasaron y ya decidieron el aumento de 2 pesos”.
El problema es tan grave que de 600 microbuses que deberían estar circulando, aproximadamente solo 200 están trabajando y eso se debe a la crisis que agobia al sector “y si continuábamos con esa tarifa desaparece el transporte”.
Reconoció que pudiera haber sanciones para quienes decidieron incrementar la tarifa sin el consentimiento de las autoridades pero están dispuestos a correr el riesgo.
De hecho, en caso extremo, dijo que están dispuestos a entregar los microbuses al Gobierno del Estado “para que los queremos si no nos reditúan”.

Subsecretaría ordena suspender el servicio a unidades que aumentaron tarifa.

Apenas un par de horas después de que empezaron a circular microbuses de diferentes rutas exhibiendo en sus parabrisas la nueva tarifa de 9 pesos para estudiantes y personas de la tercera edad y de 11 pesos para el resto de los usuarios, la Subsecretaría del Transporte dispuso de un operativo para retirar de circulación a las unidades colocándoles una calca que dice “unidad fuera de servicio”.

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: