COMENZÓ EL “ESTIRE Y AFLOJE” DE LAS ALCALDÍAS

Aunque las definiciones para designar a candidatas o candidatos para la renovación de las 43 alcaldías serán hasta diciembre del 2023, desde ahora comenzó el “estire y afloje” para ver cuáles de las y de los aspirantes tienen más posibilidades de obtener primero la nominación partidista y luego obtener el triunfo electoral el domingo 2 de junio de 2024.

Lógicamente que las nominaciones para las 8 alcaldías con mayor población serán las más disputas, es decir Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros, Victoria, Mante, Altamira, Madero y Tampico, pero no por ello la disputa electoral en las otras presidencias municipales será menos intensa y apasionante, sino por el contrario porque, como dice el viejo refrán: “en pueblo chico, infierno grande”.

Y aunque se habla de que la mayoría de los alcaldes surgidos de las filas de Morena buscarán la reelección en el 2024, como es el caso de la alcaldesa Carmen Lilia Cantúrosas Villarreal de Nuevo Laredo, quien dicen que va “en caballo de hacienda” para estar otros 3 años al frente de la administración municipal.

En Reynosa, el alcalde Carlos Peña Ortiz seguramente podrá obtener nuevamente la nominación de Morena para buscar la relección, sin embargo, será muy difícil que logre el voto popular por el desgaste político que ha tenido al frente de la administración municipal.

En Matamoros, se habla de que el alcalde Mario López Hernández, alias “La Borrega”, busca imponer como candidato de Morena al secretario del ayuntamiento, Carlos Ballesteros Gálvez, luego de que ya no puede buscar la reelección porque actualmente transcurre su segundo periodo al frente de la administración municipal.

A propósito, toma fuerza la versión de que el coordinador de Movimiento Ciudadano (MC) en Matamoros, Roberto Lee Ponce, podría dar la sorpresa ante el trabajo político que ha hecho en los dos últimos años en el municipio.

Lee Ponce tiene todo el apoyo del dirigente nacional del MC, Dante Delgado Rannauro, luego de que en diciembre pasado no se concretó el proyecto de contender por la posición vacante que dejó el doctor Faustino López Vargas (QEPD) en el Senado.

El coordinador del MC en Matamoros forma parte de una nueva generación de políticos que buscan con proyectos viables de beneficio popular conquistar el voto popular, por lo que podría dar la sorpresa luego del desgaste que ha tenido el alcalde López Hernández, alias “La Borrega”.

En Victoria, el alcalde Eduardo Gattás Báez confía en obtener la nominación de Morena para buscar la reelección, puesto que según él tiene el apoyo del gobernador Américo Villarreal Anaya, pero hay otros “gallos” que buscan cortarle el paso, como es el caso del empresario Jorge Alberto “El Tico” García García, dueño de la compañía de productos de limpieza e higiene Mesil.

También está el diputado local José Braña Mojica que desde hace tiempo hace campaña para obtener la nominación de Morena a la alcaldía de Victoria, entre otros aspirantes que levantarán la mano por considerar que tiene los atributos necesarios para estar en la boleta electoral del 2024.

La pésima gestión que ha hecho el alcalde Gattás Báez ha propiciado que la sociedad victorense busque otra opción por considerar que antes se estaba mejor que con la administración municipal de Morena.

Ante está situación surge la figura de la diputada local Alejandra Cárdenas del Avellano, quien seguramente será nominada por el Frente Amplio por México (FAM) luego de que se concrete el convenio de la alianza del PAN, PRI y PRD para el municipio de Victoria.

En Mante, el alcalde Noé Ramos Ferretiz va en “caballo de hacienda” para lograr la reelección, ya que no sólo tiene el apoyo de la ciudadanía mantense, sino también no hay nadie que le dispute la nominación de Morena para volver estar en la boleta electoral por la presidencia municipal de la urbe cañera.

En Altamira, aunque el alcalde Antonio Martínez Martínez sueña con obtener la nominación de Morena para buscar la reelección en el 2024, pero resulta que es uno de los presidentes municipales impopulares a pesar el gasto millonario que ha hecho para tener una buena imagen, además no se descarta la posibilidad de que sea investigado ante las denuncias por el desvío de recursos públicos.

A pesar de que el alcalde Adrián Oseguera Kernion goza de una amplia popularidad entre la sociedad maderense no puede buscar la reelección porque está en su segundo mandato, sin embargo, podría ser nominado por Morena su hermano Abel Oseguera Kernion, quien cuenta con el respaldo del 32.6% ciudadano de la urbe petrolera, según la empresa Arias Consultores.

En Tampico, el alcalde Jesús Nader Nasrallah goza también de un amplio apoyo popular, pero no puede buscar la reelección por estar en su segundo mandato, cuyo esfuerzo ha servido para que la candidata o el candidato del PAN logre obtener la presidencia municipal del puerto tampiqueño.

Es por eso, que de aquí hasta diciembre estará vigente el “estire y afloje” de las 43 alcaldías municipales en la entidad, pero sobre todo en las 8 que son consideradas las más grandes por el número de población que tienen y por ende el mayor presupuesto para obras y servicios, sin dejar de mencionar que algunos tienen ingresos propios que los hacen más codiciados por la clase política.

Correo electrónico: [email protected]

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba