BUSCARÁN 13 CANDIDATURA PRESIDENCIAL DE LA OPOSICIÓN

El Comité Organizador del Frente Amplio por Mexico (FAM) anunció ayer en conferencia de prensa que, de 33 aspirantes a la candidatura presidencial de la oposición en el 2024, sólo quedaron 13 que cumplieron con todos y cada uno de los requisitos de la convocatoria respectiva.

Los 13 que pasaron a la segunda etapa del proceso de selección son: las senadoras Xóchitl Gálvez Ruiz del PAN y Beatriz Paredes Rangel del PRI, además del senador Miguel Ángel Mancera Espinosa del PRD, así como también los diputados federales Santiago Creel Miranda, Ignacio Loyola Vera y Gabriel Quadri de la Torre del PAN.

También están los exgobernadores Francisco García Cabeza de Vaca de Tamaulipas y Silvano Aureoles Conejo de Michoacán, sin dejar de mencionar a Enrique de la Madrid Cordero militante del PRI y al exsenador Jorge Luis Preciado Rodríguez del PAN.

De igual forma, están los aspirantes que son considerados como ciudadanos sin antecedentes partidistas, es decir Israel Rivas Bastidas, vocero del grupo de padres de niñas y niños con cáncer; José Jaime Enríquez Félix, ingeniero mecánico electricista de Zacatecas y Sergio Iván Torres Bravo, presidente de la Red Nacional de Asociaciones Policiales.

La segunda etapa del proceso de selección consiste en recabar 150 mil firmas de apoyo en al menos 17 de las 32 entidades federativas del 12 de julio al 5 de agosto, es decir contarán con 24 días para cumplir con este requisito y poder estar en el Primer Foro del FAM que se tiene programado para el jueves 10 de agosto en la Ciudad de México.

Asimismo, se tiene prevista la realización de la primera encuesta entre las y los aspirantes que hayan logrado reunir las 150 mil firmas de apoyo para elegir a tres finalistas que pasarán a la tercera etapa del proceso de selección.

La mayoría de los 13 aspirantes podrán recabar las 150 mil firmas de apoyo, como seguramente será el caso del exgobernador García Cabeza de Vaca, sin embargo, no será el candidato del FAM para la elección presidencial del 2024, coinciden en señalar varios analistas políticos.

Y tienen mucha razón porque el exgobernador tamaulipeco, sabe, bien que sabe, que no podrá ser candidato a la oposición en la elección presidencial del 2024, pero sí buscará llegar nuevamente al Senado de la República para tener el fuero constitucional que le blindará por lo menos 6 años ante cualquier intento de meterlo a la cárcel.

Lógicamente que García Cabeza de Vaca no buscará ser candidato de mayoría al Senado de la República por parte del FAM porque sabe, bien que sabe, que tiene en contra el rechazó popular, pero sí buscará llegar a través de una candidatura plurinominal con el argumento de que logró reunir las 150 mil firmas de apoyo dentro del proceso interno de la oposición.

Por otra parte, el diputado federal Idelfonso Guajardo Villarreal del PRI en un acto de congruencia política declinó buscar la candidatura presidencial del FAM, luego de reconocer que no sería un candidato competitivo, por lo que prefirió hacerse a un lado para que otra u otro sea el contendiente de la oposición.

En cambio, Guajardo Villarreal aceptó la invitación de los dirigentes nacionales Alejandro Moreno Cárdenas del PRI, Marko Cortés Mendoza del PAN y Jesús Zambrano Grijalva del PRD para ser el responsable de la vinculación internacional del FAM para que el mundo volteé sus ojos a México ante la elección de estado que, sin recato alguno, se prepara desde Palacio Nacional.

Otro aspirante que también declinó luego de darse cuenta de que no sería un candidato competitivo fue el tamaulipeco José Ángel Gurría Treviño por estar muchos años fuera de México cuando se desempeñó como secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Gurría Treviño aceptó también la invitación de los dirigentes partidistas para dirigir el “Proyecto de Nación” del FAM que, con su experiencia y relación a nivel global, seguramente contendrá las bases para recuperar el crecimiento de la economía y el desarrollo social de nuestro país.

En otro tema, el gobernador Américo Villarreal Anaya signó un convenio en materia de seguridad pública con los mandatarios estatales Ricardo Gallardo Cardona de San Luis Potosí y Cuitláhuac García Jiménez de Veracruz, así como también con el secretario general del gobierno de Nuevo León, Luis Navarro Velazco, para intercambiar información para lograr reducir el índice delictivo que se registra en la entidad.

La reunión se celebró en el Museo Tamux de Ciudad Victoria, en donde cada uno de los mandatarios se comprometieron a trabajar en forma coordinada en contra del crimen organizado, puesto que han crecido las denuncias por extorsión, cobro de piso, secuestro, entre otros delitos que causan zozobra e inquietud entre la población de las cuatro entidades federativas.

Se espera que este convenio funcione porque seguramente se dejará a un lado la política de “abrazos y no balazos” del presidente López Obrador, debido a que se utilizarán las fuerzas policiacas y la inteligencia militar para recobrar la paz que demanda la sociedad.

Por último, me sumó a la indignación del gremio periodístico por la agresión que sufrió el colega José Inés Figueroa Vitela de manos de la diputada local Leticia Sánchez Guillermo del PAN, debido a que las diferencias políticas no se solucionan con golpes ni insultos, sino más bien con el diálogo y la concertación que hacen mucha falta en el Congreso Local.

Correo electrónico: [email protected]

 

Show More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button