Buscan el jaque mate y tomar el “castillo” en Altamira

Análisis Político

Heraldo de Tamaulipas | Noticiaspc.com.mx.- El panorama político en Altamira empieza a aclararse; todo parece indicar que son cuatro los posibles candidatos que habrán de enfrentar una contienda electoral entre recuerdos de más de 3 décadas, un nuevo aprendiz y viejos adversarios políticos. Ahora, los cuatro tienen las mismas posibilidades en aspectos financieros y relaciones públicas, pero solo uno es el que podría teñir su liderazgo político ante la sociedad de Altamira este 2 de junio, en el proceso electoral próximo a iniciar el 15 de abril, pues de ser eso posible, se estaría reafirmando el trabajo de la administración que ha hecho de las finanzas públicas el actual alcalde.

Sin duda, es Armando Martínez Manríquez quien, el día de ayer, el Partido del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) ha respaldado sus aspiraciones para su reelección. No obstante, no pierde los ánimos ni sus deseos de contender el ex alcalde de Altamira, administración 2005-2007, Juvenal Hernández Llanos, y podría estar en la boleta electoral a través del Partido de la Revolución Democrática (PRD), lo cual se sabía desde hace mucho tiempo que la mamá del actual delegado estatal del PRD, en una charla de café en un conocido restaurante, revelaría que ese sería el plan B de Juvenal Hernández Llanos, puesto que ya había platicado en caso de cerrarse las puertas por el partido Morena, como fue lo que sucedió.

Mientras que este lunes, el 2 veces alcalde Juan Genaro de la Portilla Narváez, revelaría que Hernández Llanos lo considera como un hermano y esperaría su decisión para poder entrar al terreno de juego político, lo cual se estaría dando a conocer en los próximos días si pudiera haber una alianza entre el PRD y el Partido Movimiento Ciudadano (MC), puesto que cuando hizo ese pronunciamiento De la Portilla Narváez, fue al lado derecho de su hijo Esteban De la Portilla Flores, quien figura como delegado de dicho partido en Altamira, Tamaulipas.

No obstante, otra figura que resalta y a la cual De la Portilla Narváez considera como hijo adoptivo es Miguel Gómez Orta, quien habrá de contender también por la alcaldía municipal el Partido Acción Nacional (PAN). De ser posible estos escenarios, se estarían enfrentando como vulgarmente se dice, 3 viejos lobos de mar y un discípulo, tanto de Armando Martínez, Genaro De la Portilla, Juvenal Hernández y su pariente político, es nada más y nada menos que Miguel Gómez.

Este escenario pinta ser algo complejo, complicado y digno de análisis, ya que si bien estas piezas en el ajedrez político dejan claro y visible un solo objetivo: arrebatar el poder a Armando Martínez Manríquez, quien lo estuvo disputando por casi 3 décadas y que hoy, en este 2024, se ve cristalizado nuevamente su sueño a través de una reelección.

Estaremos atentos a cómo se ajustan y cómo se acomodan estas piezas en el tablero político y quiénes son los que avanzan primero, aunque recordemos que, en el ajedrez, los peones dan el primer paso y para hacer jaque mate se tienen que mover los alfiles y el caballo para tomar el “Castillo”, es decir, la presidencia municipal de Altamira.

Nos vemos en la próxima entrega mi correo electrónico es: [email protected]

 

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba