Américo y Chucho, ejemplo de que sólo hay un Tamaulipas

El alcalde CARLOS PEÑA ORTIZ, perfilado para un proceso de reelección por la Presidencia Municipal de Reynosa, es el favorito entre todos los aspirantes y “suspirantes” de Morena… ¡Órales!

El último trabajo presentado por la encuestadora Massive Caller, ubica a PEÑA ORTIZ con 58.7 por ciento de las preferencias electorales entre la población de Reynosa.

Este resultado no es gratuito, pues se debe a más de dos años de trabajo permanente en bien de la población, con programas históricos como el de Obra Pública o el de Educación, por citar dos de varios que se echaron andar.

Por ello los reynosenses confían en PEÑA ORTIZ y lo colocan 11.8 por ciento arriba de su más cercano adversario, en quien no vale la pena gastar espacio digital, o tinta y papel, en mencionarlo.

El sondeo que Massive Caller realizó entre la población, dio como resultado que de entre todos los aspirantes a candidatos de Morena a la Alcaldía de Reynosa, CARLOS PEÑA ORTIZ recibiera el 50 por ciento de las menciones.

Mientras el resto de los aspirantes no alcanzan ni siquiera a rasguñar el diez por ciento; una abismal distancia de determina, de forma contundente, que el actual alcalde PEÑA ORTIZ es el único que le garantiza el triunfo al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en Reynosa.

Lo anterior nada tiene que ver con lo siguiente… El sexenio anterior, se caracterizó porque soplaban vientos fatuos, de la discordia, del encono, de la persecución política; donde quien debió gobernar para todos, en realidad usó y abusó del poder para beneficiarse y sólo a unos cuántos nada más.

FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA, pasará a la historia como un Gobernador que tuvo todo para potenciar a Tamaulipas y no lo quiso hacer, porque prefirió usar la “horca y el cuchillo” para amedrentar a la población y sus adversarios políticos… Lo trae en su ADN y salió a flote desde que era un “malhechor” fichado en Texas, Estados Unidos.

Todavía hoy, GARCÍA CABEZA DE VACA, alejado del poder, prófugo de la justicia y viviendo en el ostracismo por pura supervivencia, sigue con el mismo chip de traicionar hasta los de su mismo “cuadro chico”, en un intento por mantenerse dentro de la olla de los frijoles y que su nombre se coloque en la lista de candidatos plurinominales, tema del que abundaremos en otras colaboraciones.

Siendo Gobernador, GARCÍA CABEZA DE VACA arremetió contra gente de su propio partido, el PAN, se lanzó a la yugular sobre alcaldes azules y traicionó los mismos acuerdos que él propuso y pacto… Hasta se atrevió a presumir que él nunca necesitó del PAN para ganar… ¡AyWey!

Todo lo anterior sirve como preámbulo para señalar que sí se puede gobernar con cortesía; con mano dura para corregir lo que se debe, pero con una mano suave y cálida para darle al pueblo lo que necesita.

Esto es precisamente lo que caracteriza al Gobierno transformador del doctor AMÉRICO VILLARREAL ANAYA, en donde ahora, cada Alcalde, del color partidista que sea, es respetado e incluido en los proyectos que se requieran… ¡Ni pa’ cuándo en el pasado!

Los alcaldes de Matamoros y Ciudad Madero, MARIO ALBERTO LÓPEZ HERNÁNDEZ y ADRIÁN OSEGUERA KERNION, respectivamente, son ejemplos vivos de la persecución política que vivieron en la era cabecista, tan sólo porque su tono guindo contrastaba con los vientos azules de GARCÍA CABEZA DE VACA… El ex gobernador lejos de sumar, se dedicó a dividir y con ello a restar, por eso salió perdiendo, huyendo y ni el poder se atrevió a entregar… ¡Qué gacho Tacho!

Por fortuna, aquellos vientos ya no soplan, ni en Texas… Ahora, la palabra transformación se ha vuelto una realidad en Tamaulipas, porque el gobernador AMÉRICO VILLARREAL ANAYA se ha dado a la tarea de reunificar la entidad, en bien de la población, sin distingo de partidos, credo o hasta equipo de futbol al que le vayan… ¡Yayayái!

Allí está, como ejemplo más claro, lo realizado el lunes en la zona sur de la entidad, al reunirse con los principales líderes empresariales, sin importar el color partidista de cada uno de ellos.

VILLARREAL ANAYA les habló y presentó el proyecto llamado “Dique El Moralillo” que tiene por objeto construir un dique y canales para un mejor aprovechamiento del agua del sistema lagunario, más los escurrimientos del río Guayalejo-Tamesí.

A pesar de que Tampico es uno de los pocos bastiones panistas en la entidad y AMÉRICO VILLARREAL ANAYA, es un gobernador emanado del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), busca que a la población sureña no le afecte el estrés hídrico y no como en los tiempos pasados, que la población de Ciudad Victoria sufrió el olvido y la humillación de los falsamente llamados “vientos del cambio”, a pesar de que del 2018 al 2021 era zona panista.

Lo que terminó de enamorar a los tampiqueños del gobernador VILLARREAL ANAYA, fue la caballerosidad, la solidaridad y la amabilidad con que en todo momento se condujo hacia el alcalde JESÚS “Chucho” NADER NASRALLAH.

Si con el proyecto “Dique El Moralillo” entusiasmó a los tampiqueños, con la inauguración del Museo de la Ciudad de Tampico, el Gobernador tamaulipeco les robó el corazón a todos…

Es precisamente este Museo, lo que evidenció que AMÉRICO y CHUCHO, son ejemplo de que sí puede haber un solo Tamaulipas y no como en el pasado, donde se fomentaba la división, el acoso y la persecución.

El gobernador AMÉRICO reconoció que en la obra participaron diversos actores sociales y funcionarios de varias dependencias, con alta dosis de unidad y un orgullo de pertenencia, no sólo a Tampico, sino a Tamaulipas, y todos coordinados por el alcalde JESÚS NADER.

Por ello, el amor a Tampico y a Tamaulipas, permite emprender unidos grandes empresas, como el mencionado museo, que reúne siglos de historia, tiempo en que los tampiqueños han destacado por sus hazañas sociales, laborales, culturales, industriales y su gran apertura al mundo.

Por lo anterior, VILLARREAL ANAYA no dudó en mencionar a la gente de Tampico como un ejemplo para Tamaulipas y México, dando un paso más en su empeño por la reconciliación, la justicia social, la paz y el fortalecimiento de la vida cívica en la entidad.

Ante ello, el Gobierno transformador, incluyente y humanista, promueve la difusión de los valores históricos, la democratización de la vida cultural, así como su convocatoria a la unidad, el despertar de las conciencias y la transformación total en el estado.

AMÉRICO tiene su sello particular y éste tiene que ver con una forma de gobernar distinta, en donde todos caben y a todos escucha… y el trato que tuvo para el alcalde de Tampico, JESÚS “Chucho” NADER es el ejemplo claro de ello… ¡Ostias tío de la Virgen santa!

GRACIAS… Nos leemos hasta mañana

COMENTARIOS: [email protected]

 

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba