DestacadaNoticias

Condiciona gobierno pago de “gratificación” a maestra a cambio de diezmo

Maestra jubilada gana juicio laboral a la SET pero el gobierno de Tamaulipas se niega a pagarle

Por Édgar Ramírez

En 1983, Nora Noelia, comenzó a ejercer su carrera docente con pasión, a tal grado de considerarla como una gran aventura por la vida.

Se inició en el municipio de González, en el ejido San Antonio Rayón para ser exactos, hasta donde llegaba de “raid” con quien fuera: con los camiones de Coca Cola o con los ganaderos.

Era, efectivamente 1983. No había nada, ni luz, ni agua, ni carretera, por lo que nos aventuramos.

“Pero es un trabajo que te da muchas satisfacciones, que no es fácil de abandonar, cualquiera diría, dedícate a otra cosa”, nos platica Nora Noelia Elizardi Garcia, al tiempo de reprocharle al sistema educativo y al gobierno del Estado, en darle la espalda ahora, ya después de jubilada, cuando pensaba  cobrar la gratificación de los 12 días por año.

-Maestra ¿Cómo comenzó este viacrucis?

– Deja te platico: Me jubile en el 2012 de las escuelas normales. Cuando me jubilo me dicen que yo no tenía derecho la gratificación que se da de 12 días por año.

Sin embargo por recomendaciones del propio sindicato, entable un juicio laboral en contra de la Secretaría de Educación, para que se me diera este pago.

En el 2013, fue aceptada mi demanda y procedió. Y el juez federal dictó sentencia a mi favor, fue un laudo favorable.

Sucedió en junio 2013, desde esa fecha hasta ahorita, me han estado dando largas, me dicen que sí, me dicen que no.

Y tramité un amparo directo, luego otro indirecto y el juez me ha seguido favoreciendo en el laudo, sin embargo en el gobierno del Estado, pues me dicen que no hay dinero, que no hay dinero.

Aclaro, no es un caso de este gobierno, viene desde el sexenio anterior, desafortunadamente el gobierno actual, le tocó “bailar con la más fea”, porque es él tiene que pagar estos laudos, pero ellos se amparan en que no hay dinero.

Ni el juez federal ni nadie han podido hacer que el gobierno del estado cumpla con el laudo que se dictó. Y ya realmente no se a quien más acudir.

-¿A qué otras instancias ha recurrido?

-Presente también una queja ante derechos humanos, y esta comisión actuó, pero es igual, no pasa nada.

Sea quien sea, no pasa nada, todo mundo se hace el occiso. Son seis años, y creo que es un tiempo justo para que este laudo se hubiera cumplido.

Pero a mí me llama la atención de que si este es una autoridad federal que hace este mandato, porqué gobierno del estado no cumple. No sé si deba intervenir el presidente de la República o la Suprema Corte de Justicia.

Incluso cuando comenzó el gobierno en turno, todos los que tenían laudos pendientes de fechas atrás fuimos requeridos para pedirnos que de esas cantidades que se nos iba a pagar, donáramos el 10 por ciento.

Posterior a ello, nos hicieron otra recomendación de que nos quitarían no el 10 sino el 20 por ciento del laudo.

Son cantidades que uno, no tiene por qué darlas, porque el juez está dando una orden y es muy clara en el documento.

Muchos compañeros han aceptado estas condiciones. Pero no lo veo justo que te quiten ese dinero, porque uno se lo ha ganado a pulso.

-¿Cuántos maestros jubilados más, pudieran enfrentar esta situación?

-En el ámbito donde yo me muevo, alrededor de unos 300 compañeros, la verdad es un rezago muy importante.

Gobierno dice que no tiene dinero, pero publica en diarios locales que tiene dispuesto 50 millones de pesos para cubrir estos laudos, entonces yo me pregunto por qué si tiene esa cantidad, porque no ha pagado.

Los laudos van desde los 30 a 300 o 400 mil pesos a los compañeros.

En mi caso sería alrededor de unos 250 mil pesos.

Y aceptar que me quiten ese 20 por ciento no lo considero justo y por eso quizá no me lo han pagado.

-¿Qué es lo que le dice gobierno del Estado a esa orden del juez?

– Siempre contesta con evasivas a las recomendaciones. Llevamos seis años ya con la demanda laboral y un año con el amparo directo y ni así el gobierno del estado ha querido cumplir.

Y algo mucho más lamentable es que el mismo presidente del Tribunal de Conciliación y Arbitraje, me pidió que desistiera de la demanda.

Pero claro que no voy a desistir. ¿Por qué donde están mis treinta años de entrega al magisterio, acaso mi trabajo pasó inadvertido en el magisterio, todo lo que hice a favor de la niñez, está en el bote de basura?.

Cierto que al cumplir los 30 años de servicio, nos premian con una medalla, y qué, una medalla que realmente cuando te ves en esta situación, te vez, y dices que esa medalla no te sirvió de nada.

-¿Cuál es su carta de recomendación para justificar que su lucha no es solamente por pelear?

-Yo soy maestra de banquillo, del medio rural, cuando egrese de la Escuela Normal Benemérita, me fui al área rural, yo me forje como un verdadero maestro.

No soy maestro de escritorio, trabaje 18 años en la actualización y profesionalización del magisterio, pero ahora, te das cuenta de que todos esos esfuerzos, no quedan en nada, te ves desamparada y desprotegida, entonces ¿a qué me dedique?.

Es obvio que cuando ves a tus alumnos triunfar, te llenas de orgullo y satisfacción pero de pronto te ves en el contraste.

Entonces, ahora en la etapa final, antes de la jubilación, trabajé en el centro de actualización para el magisterio, en el CAM, labore también en la dirección de formación de los maestros pero eran otras las estructuras.

Sin embargo, yo le puse todo mi amor y toda mi emoción a mi profesión, luego me vine a la séptima zona escolar de aquí de Victoria y me invitaron a la Secretaría de Educación, en el nivel de media superior, ahí estuve concursando mis plazas.

Y puedo decirles, que yo no entré al magisterio porque era prima o sobrina de. Mi última clave que obtuve del magisterio, me lo gane a pulso, en un concurso, no soy improvisada.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
error: Content is protected !!
Close