Por ego, soberbia y por temor a que se sepa Muchos alcohólicos no quieren ir a AA           

Los establecimientos Alcohólicos Anónimos (AA) registran un aumento de pacientes que tienen problemas con su manera de beber, sin embargo, es una realidad que muchos se abstienen de acudir a recibir tratamiento por temor a que su caso se haga público.

          Al respecto, Juan “N”, del grupo de Alcohólicos Anónimos en la colonia López Portillo, garantizó que la identidad de quienes asisten a estas charlas es anónima y nadie de los que acuden a terapia tiene derecho a romper con ese principio básico.

          “Uno de los principios que más defendemos es el anonimato, si alguien llega a nosotros ninguno de nosotros tiene el derecho de decirle a los demás que cierta persona es alcohólico, respetamos el anonimato de los que asisten”.

          Otro de los motivos por los que alguien que en este momento tenga problemas de alcoholismo se rehúse a ir a AA es por la cuestión del ego y la soberbia; en otras palabras no quieren reconocer su problema y se justifican a si mismos con falsos argumentos como el que ellos controlan el alcohol cuando es al revés.

          Juan N convocó a todos los alcohólicos a que busquen y/o acepten la ayuda o el apoyo que se les ofrece; dijo que su caso y experiencia puede ser una motivación para otros y aclaró que decidió romper con el anonimato por voluntad propia y convencido de que cada dia que vive inicia una nueva lucha contra el alcoholismo.

          “Siempre respetamos el anonimato de todos; si  a mí me preguntan quiénes van al grupo,  yo no puedo decir el nombre ni los datos de los que asisten; el único que puede romper el anonimato es uno mismo,  en mi caso yo rompí el anonimato y lo hice voluntariamente pero no porque me hayan exhibido o porque me lo pidieron en el grupo”.

 

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
error: Este Contenido está protegido, contacte al propietario
A %d blogueros les gusta esto: