Cena de NegrosOpinión

CENA DE NEGROS

Marco A. Vázquez

Error de estrategia…

Dentro del empresariado de Matamoros poco a poco crece la idea que el alcalde de ese municipio, Mario López, emanado de Morena, está provocando, acaso financiando, el movimiento de obreros que llaman a la huelga paralizando la industria maquiladora y por ello su enojo contra el edil va en aumento.

 

“No está haciendo nada, parece que es quien quiere la huelga o por lo menos que no le importan los empleos que se puedan perder”, dicen.

 

Afirman que por ser del color del gobierno federal desde hace casi un mes le han hecho llegar peticiones en el sentido que la administración de Andrés Manuel López Obrador tiene que mediar, participar para destrabar lo más pronto posible el conflicto, antes de que se expanda o se haga incontrolable por las fuerzas externas que están participando y que ya les hacen creer quieren desestabilizar a propósito, que se está provocando la huelga con la perversa intención de alimentar con más trabajadores al nuevo sindicato del Senador Napoleón Gómez Urrutia.

 

Sea como sea, es tiempo que la autoridad municipal intervenga, que utilice su relación política para que el gobierno federal actúe donde le compete, que son todas las maquiladoras del sector automotriz y las embotelladoras, al tiempo que el estatal destraba lo que le corresponda.

 

Desde muy lejos se nota, por supuesto, que el tema paso de ser laboral a político, peor aún, que quien menos parece importar son los trabajadores y su futuro económico, que a nadie le interesa la estabilidad emocional de los obreros que la adquieren con un empleo formal que le dé de comer a sus hijos y a ellos le permita sufragar gastos.

 

A la fecha ya son por lo menos cinco empresas que han anunciado cierres definitivos en Matamoros, se estima que en poco tiempo se puedan contabilizar en cinco mil los obreros que tendrán que ir a la calle si no se soluciona el conflicto y, no solo eso, se habla de la dificultad que se tendrá para arrimar inversiones nacionales o extranjeras a un territorio con problemas laborales, es decir, que pueden pasar años para que se recuperen los empleos.

 

El gobernador Francisco García Cabeza de Vaca durante un evento de entrega de becas a niños, allá en la frontera, y luego mediante un video publicitado en redes sociales, hizo un pronunciamiento público al respecto, lanzó un llamado al gobierno federal para que asuma su responsabilidad y medie en el conflicto, sobre todo, para que los ingresos de los trabajadores no vayan a sufrir daños.

 

La idea, dijo, es que los empresarios lleguen a acuerdos con sus trabajadores y que el gobierno federal participe con apoyos o incentivos fiscales que permitan mayor estabilidad que redunde en mejor salario a los obreros y mejores condiciones de competitividad en las empresas para que todas las partes resulten beneficiadas.

 

Temprano, habría dicho que 30 años de estabilidad laboral no se pierden por casualidad, que hay sospechas de que el gobierno federal, a través de sus instancias correspondientes, no ha asumido su responsabilidad y no actúa como corresponde por lo que tendrá que diseñarse desde acá un nuevo proyecto de federalismo fiscal y de desarrollo regional sustentable.

 

En ese sentido, para que las sospechas no sigan creciendo, también urge conocer una postura oficial del gobierno municipal de Matamoros e igual del gobierno federal porque el conflicto en algunas empresas se hace incontrolable y se estima que cierren sus puertas más maquiladoras en los siguientes días.

 

Lo más triste es que parece el daño está hecho, los rumores de empresarios consultados van en el sentido de que algunos están resolviendo sus conflictos nomás pensando en retirar sus inversiones para siempre.

 

Eso, sin duda, dificultará más un acuerdo porque ahora se trata de lograr la garantía de que los obreros recibirán los sueldos que les corresponden al tiempo de que sus empleos quedarán garantizados por un tiempo perentorio.

 

De todo, solo existe una certeza a este día, hay una mala estrategia en la atención del conflicto laboral porque parece que quieren sacrificar a los obreros en lugar de cumplirles todas sus expectativas de mejores salarios y mejor vida.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También le puede interesar:

Close
Back to top button
error: Content is protected !!
Close